Hincha fiel y seguidor

0
401


Cuando Pacho me pidió un pequeño informe sobre la pasión del hincha argentino, estaba en la duda de a qué cancha ir a encontrar historias, total todo hincha argentino es pasional, hizo algo extraordinario para ver a su equipo o “simplemente” sigue a su equipo a todos lados (y a esto hay que tomarlo literalmente).

Indeciso, se me vino a la mente una bandera que dice “Distinto a los demás”. Recordé a qué equipo pertenece y repasé su historia. Allí tenía que ir, al místico Cilindro de Avellaneda, a la Asociación Civil Racing Club.

Veamos por qué es tan distinto:

El club pasó por muchas malas y muy malas también. Desde ya cuenta con gran cantidad de muy buenas pero es en las malas en las que hay que estar. Una vez el equipo fue alquilado, el club quebró y también descendió a la segunda división. El hincha siempre estuvo en estos momentos y batió récord de recaudación.

En Argentina luego de preguntarte de qué cuadro sos, te preguntan si sos fanático de tu club. A los hinchas de Racing no se les repregunta. Se sabe que si sos hincha de Racing, sos enfermo por Racing, si no, no lo sos.

Cuando un hincha de Racing ve a otro por la calle con los colores del club, es inevitable que se saluden o bien realicen un comentario del equipo, aún sin conocerse. Los invito a que hagan la prueba cuando pasen por aquí.

Como les comenté, Racing quebró en el año 2000 y no pudo comenzar el campeonato. Ese día el hincha fue a la cancha y llenó su estadio. Así fue como nació el día del hincha de Racing, un 7 de marzo. Y créanme que sobre este tema se pueden encontrar varias anécdotas.

¿Y cómo es este hincha en las buenas? En el 2001 Racing salió campeón luego de muchos años. En la última fecha jugó de visitante en la cancha de Vélez. Los hinchas no sólo hicieron explotar el “Fortín” si no que también se autoconvocaron en el “Cilindro” y, como decimos aquí, “lo tiraron por la ventana”. Como si fuese fácil, un estadio de 40.000 y otro de más de 50.000 personas llenos

¿Será que Dios no le da más alegrías a este club, porque preparó al mundo para contener tanta pasión?

Todo esto quedó orgullosamente registrado en una de las canciones preferidas de la hinchada:

Permítanme presentarles al hincha de Racing:

Tal como dice la canción, Racing, una enfermedad que no quiero curarme, sos la droga que le pido a Dios que nunca me falte.

Credito: SBEN

Facebook Comments