Blogueros

QUIERES DISCUTIR??

1516
QUIERES DISCUTIR??

No amigos, discutir no es sólo de dos personas. Puede serlo de tres, cuatro, etc…

Y aunque un día malo lo tiene cualquiera, si la otra persona no quiere discutir sabrá eludir el tema y hacerle cambiar de estado de ánimo…

Lo sé, hay personas que llegan a ser cansinas porque su estado de ánimo últimamente deja que desear. Puede ser que éstas estén pasando por un mal momento y lo que necesitan es olvidar todo relacionado con el problema en cuestión. En ese caso, deberíamos proponerle cualquier actividad que le haga centrarse mucho en un tema que le guste, para que olvide todos sus quebraderos de cabeza.

El problema viene cuando somos parte de ese ‘trabajo’, si la circunstancia que motiva la discusión os incumbe a los dos, no es tan fácil disuadir el asunto. Así que lo mejor es ‘atacarlo’ lo mejor que se pueda y acabar con ello pronto. O simplemente, si no queremos discutir, eludir el tema (eludiendo a la persona).

Hay personas que cuando entran en estados de depresión, necesitan que les mimen y que continuamente les palmeen la espalda dando ánimos y otras que simplemente huyen de su realidad y lo que menos les apetece es que venga nadie a palmearle la espalda!! Este gesto les recuerda los males y eso no hace ningún bien!!

Lo que está claro es que a nadie le gusta que en un estado de moral baja, vengan a decirle que su problema no es para tanto!! Para eso: TE QUEDAS EN TU CASA!!

No caigamos en el tópico de: El problema cuando lo tienes tú, es lo más grave y cuando lo tiene el vecino, se minimiza. Así que nunca más consejos de NO PASA NADA!!, cuando para ti pasa todo!!

Cómo evitar una discusión y ayudar a los que lo necesitan??

Si conoces a la persona, es más fácil. Muéstrale que si necesita hablar, ahí te tiene y que te encargarás de hablarle de cosas cotidianas para quitarle de la cabeza esos problemas que le bloquean. Así se ayuda!!

Y si quiere discutir?? Pues tú no, así que te das la vuelta y desapareces, con la sencilla frase de: Cuando se te pase, vienes!!

Tan sencillo y a veces tan difícil de comprender.

Cuando una persona tiene ganas de discutir, es que está llena de ira por sobrecarga de problemas y si se le da cuerda, lo que hace es sobrecargarse más y al final deteriorar la relación en cuestión. No des pie a una discusión, hazle ver que no te apetece entrar en la discusión y que estarás encantado/a de ayudarle a buscar soluciones cuando se encuentre en un estado diferente al de la ira!!

Y aunque cada uno somos diferentes, la discusión es el camino siempre de canalizar los problemas que estamos teniendo en mente. Aprende a controlarlos!! YA!!

Crédito: Alicia Young.

Más para ver