Blogueros

Ya sé que tienes trabajo, pero…

1371
Ya sé que tienes trabajo, pero...

Con la crisis económica que estamos viviendo (en más de medio mundo) y aunque nos digan que las cosas empiezan a mejorar, cuántos amigos o amigas tenéis que actualmente trabajan??

Desgraciadamente son menos de lo que nos gustarían, pero es que además, si ya está la cosa difícil, dentro de este grupo existe una ‘fauna’ a la que le importa un pimiento todo (egoístas) y que a pesar de saber que posiblemente tú no te encuentras en tan buena situación o que te cambiarías por él en mil y una ocasiones, no paran de darte la paliza con sus problemas con el jefe, cuantas horas hacen al día o cuantísimo dinero cobran.

Hoy quiero hablar de ellos…

Tengo algunos amigos que son así y seguramente vosotros tengáis alguno cerca. Son capaces de tomarse un café contigo y la única conversación a tratar es sobre su trabajo. No pregutan por tu situación, ni mucho menos se preocupan cuando les cuentas tus problemas. Sólo están ellos y las horas que invierten en su maravilloso trabajo.

Querido trabajador empedernido: Yo puedo trabajar recogiendo la basura de la calle y es totalmente respetable y honesto frente a un puesto de directivo en una importante multinacional. Mientras ganes tu sueldo para comer cada mes y cubras tus necesidades, lo demás no debe importar.

Ojo!! Otra cosa es el ‘hambre’ que tiene cada uno en mejorar y prosperar en su trabajo. Conformarse con lo que tienes nunca es bueno, pero eso es otro tema que hoy no vamos a tratar.

Si te gusta hablar de tu trabajo:

  • Recuerda que los demás también tenemos uno e incluso no pierdas el detalle que igual lo estamos buscando!!
  • Durante una cena romántica no es aconsejable estar hablando siempre de lo importante que es tu trabajo todo el rato, corres el riesgo de agobiar a tu acompañante. Y si es una celebración por ese motivo, no olvides preguntarle a tu pareja por su situación. No sólo estás tú!!
  • En una cena de amigos y amigas, no busques ser el centro de atención para demostrar que haces más horas que nadie. Puedes ser objeto de las críticas y que te eviten!!
  • Un gran defecto que tienen estas personas es que hablan DE TODO sin saber DE TODO. Aprende a decir: – No tengo muy claro lo que es, lo miraré y te digo. Esta sencilla frase puede salvarte de un ridículo posterior!!

Por cierto, querido trabajador empedernido!! Tampoco digas cada dos por tres que tienes un televisor de 500 pulgadas y que te costó 8.000 euros, pues posiblemente la vida de un giro tarde o temprano (con la situación actual es más fácil) y pases a la siguiente fase denominada: Me lamento por buscar trabajo y no encontrarlo. Suerte que tú tienes uno y no te has comprado un televisor tan caro como yo… (Lo sé, parece un título de una de las canciones de Meat Loaf).

De vez en cuando un poquito de humildad sienta genial…

Credito: Alicia Young.

Más para ver