Curiosidades

10 cosas que hacían nuestros antepasados y hoy serían muy raras

406

Hay costumbres antiguas extrañas y después, mucho después, están estas 10 cosas que solían hacer nuestros antepasados y hoy serían más raras que un perro a cuadros. De hecho, algunas ya son ilegales.

via GIPHY

Sacrificar gente dizque para adorar a los dioses o cazar brujas son actividades que dejaron de hacerse hace rato, pero además de esas hubo otras de las que probablemente ustedes no tenían ni idea y que, aunque no son tan de sanguinarias, sí son igual de descabelladas.

1. Dividir las horas de sueño en dos partes

Durante la época medieval, la gente acostumbraba a dormir dos veces por la noche. La primera era cuando el sol se ponía. Luego, alrededor de la medianoche, se despertaban y rezaban, leían o pasaban un tiempo en silencio con la familia durante un par de horas antes de volver a dormir hasta el amanecer.

2. Despertadores humanos

Existían personas cuyo empleo consistía en despertar a otras que tenían que ir a trabajar. Lo hacían golpeando las ventanas de la gente con palos o disparaban contra las ventanas con tiras de guisantes. La profesión duró desde mediados del siglo XVIII hasta la década de 1950, en algunos lugares.

3. Niños con vestidos

Debido al alto costo y el trabajo que implicaba hacer ropa, se acostumbraba que los menores de cuatro años usaran vestidos. De esta manera, el niño podría crecer sin necesidad de ropa nueva. La práctica duró desde el siglo XVI hasta aproximadamente 1920.

4. Chopines

Estos zapatos de plataforma de 20 pulgadas se usaron no sólo por moda, sino también para evitar que la gente se ensuciara la ropa con el lodo.

5. Flebotomía para todo tipo de enfermedades

La flebotomía consiste en hacer una incisión en una vena para evacuar una cierta cantidad de sangre. A pesar de que en realidad eso le hace más al paciente daño, esta técnica se usó para tratar casi todas las enfermedades hasta el siglo XX.

6. Mala higiene

En la época medieval, el agua era vista como peligrosa y portadora de enfermedades, razón por la cual se evitó al máximo. Además, los piojos eran considerados “perlas de los dioses”.

La reina Isabel I de Castilla se sentía orgullosa de su falta de aseo. De hecho, alcanzó a decir que solo había lavado su cabello dos veces en toda su vida: cuando nació y antes de su boda.

7. Posando para fotos con los muertos

Para conmemorar la pérdida de un ser querido, los miembros de la familia vestían a los difuntos para que se vieran tan vivos como fuera posible, los acomodaban en “posiciones cómodas” y posaban con ellos para una foto.

8. Productos de belleza radioactivos

A principios del siglo XX, los cosméticos de belleza, los alimentos y las bebidas se enriquecían con el radio y el torio. Esos nombres sonaban tan innovadores que los comerciantes de tónicos podían hacer una fortuna vendiendo productos venenosos.

9. La heroína como remedio contra la tos

Hace 100 años, la heroína se promocionaba como una alternativa más segura y más suave a la morfina. La vendían en las tiendas como medicina contra la tos e incluso se la recetaban a los niños.

El producto fue prohibido recién hasta 1924, cuando se descubrió que la heroína se convierte en morfina cuando ingresa al hígado. Los alemanes, sin embargo, la utilizaron hasta 1974.

También le puede interesar:

10 personas que encontraron a su doble en una pintura

10. Limpiarse la cola con piedras

Antes de la invención del papel higiénico, nuestros antepasados ​​usaban todo tipo de cosas para limpiarse la cola… Desde hojas y palos hasta agua y sus propias manos. Pero los antiguos griegos preferían las rocas lisas o fragmentos de cerámica.

¿Este post de LGV los puso a colgarjeta?

Pongan sus valiosas manos rockeras en la parte superior de la nota.

Además comenten y compartan este contenido en sus redes sociales y, ¡háganos ricos y famosos!

Gracias…

Más para ver

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here