4 “maldiciones” de Hollywood que seguro usted no conoce… ¡Aterradoras!

0
327

No todos los cantantes y estrellas de cine tienen una vida color de rosa… Y tampoco una muerte. Tras personificar célebres personajes de la gran pantalla, muchos de ellos sufrieron misteriosos accidentes que, en más de un caso, provocaron su fallecimiento.

20 datos brutales que usted no sabía de la película “El exorcista”

4 “maldiciones” de Hollywood que seguro usted no conoce:

1. Bruce Lee


Dicen por ahí que sobre el padre de Bruce Lee recayó una terrible maldición, según la cual los primogénitos de sus generaciones futuras estaban destinados a morir jóvenes. Lo cierto es que durante la filmación de ‘Enter the Dragon’, al legendario actor y artista marcial le diagnosticaron un edema cerebral y perdió la vida una semana después.

Las malas lenguas dicen que fue asesinado por un maestro de Kung-fu, mediante la técnica dim mak. ¿Quién sabe? Pero, tiempo después, su hijo Brandon también falleció mientras actuaba en la película ‘The Crow’ al recibir un disparo que debía ser de mentiras.

2. Poltergeist

¿Ha visto Poltergeist? ¿Los esqueletos se veían exageradamente reales, no? Pues es porque lo eran. A los productores del filme de terror se les ocurrió la brillante idea de utilizar restos humanos de verdad a la hora de grabar.

[pauta_contenido]

Al parecer, fue el elenco de la película el que pagó los platos rotos por semejante bestialidad. Dominique Dunn perdió la vida a los 22 años, estrangulada por su ex novio; Will Sampson lo hizo por complicaciones en una cirugía de trasplante de corazón y pulmón. Julian Beck falleció de cáncer de estómago e insuficiencia renal y Heather O’Rourke a sus escasos 12 años por una estenosis intestinal.

3.  Christopher Reeve


Cuenta la leyenda que aquel que se pone la capa de Superman está condenado a la desgracia. La primera víctima fue Kirk Alyn, quien hizo el papel en 1948 y nunca más sobresalió en la industria. Pero era solo el comienzo… George Reeves murió en 1956 en extrañas (muy extrañas) circunstancias.

Además, Christopher Reeve sufrió un accidente que lo dejó en silla de ruedas en 1995. Incluso Lee Quigley, quien actuó como Kal-El (el bebé alienígeno que viajó en una nave espacial a la Tierra, al comienzo de Superman: The Movie), pasó a mejor vida a los 14 años por culpa de una sobredosis de disolventes.

4. James Dean 

Por allá en 1955, el actor estadounidense e ícono cultural de la época James Dean sufrió un accidente automovilístico mientras conducía su lujoso Porsche. Hasta ahí todo normal. Lo raro comenzó cuando George Barris compró lo que quedó del carro, se lo llevó a su taller; cuando lo estaba bajando, las cuerdas que lo sostenían se rompieron y cayó sobre un mecánico, rompiéndole las dos piernas.

Tras el incidente, Barris decidió vender las piezas de ‘Little Bastard’ por separado: el motor a Troy McHenry y el chasis a William Eschrid; ambos fanáticos de la velocidad. Pobres tipos… no sabían lo que les esperaba. El primero chocó con un árbol y murió en el acto, mientras que el segundo se salvó de milagro tras estrellarse en una curva del circuito… Sí, estaban en la misma carrera.

¿Este post de NN, los puso a colgarjeta?
Pongan sus valiosas manos rockeras en la parte superior de la nota.
Además comenten y compartan este contenido en sus redes sociales y, ¡háganos ricos y famosos!
Gracias…

Facebook Comments