Curiosidades

Curiosidades muy ridículas que nos creímos de niños… ¡Pero son falsas!

199
Curiosidades

Curiosidades muy ridículas que nos creímos de niños…

¡Pero son completamente falsas!

Y es que muchas veces nuestros padres se pasaron de la raya inventando cosas

¡O simplemente teníamos mentes muy inquietas!

8 “mentiras” con las que llevamos años engañados

Curiosidades muy ridículas que nos creímos de niños:

1. “Yo creía que las versiones joven y vieja del personaje de una película eran interpretadas por el mismo actor, y que simplemente esperaban a que creciera para terminar la película”.

 

 

2. “Cuando mis padres me decían que en las universidades era ‘difícil entrar’, yo pensaba que querían decir que la puerta era pesada y difícil de abrir”.

3. “Yo creía que era leche de piel (skin milk) y no leche desnatada (skim milk) y que había pedazos de piel en ella, como la pulpa del zumo de naranja”.

4. “Mi madre me decía que había una personita detrás de la pared de los inodoros con cisterna y que estaba vigilando hasta que tirabas de la cadena”.

5. “Creía que los anuncios de los Gushers en los que sus cabezas se convertían en frutas eran reales, así que no los comí hasta que llegué a la adolescencia”.

6. “Pensaba que si me tragaba las semillas de la fruta que estaba comiendo, crecería en mi vientre”.

“¡Una vez comí sandía y me puse a llorar como una histérica! Le dije a mi madre: ‘quería despedirme, porque mi estómago va a explotar”.

7. “Yo creía que los asientos más altos de un partido de baloncesto (nosebleed seats: asientos de hemorragia nasal) eran en realidad los más cercanos a la cancha y que se llamaban así porque podías recibir un golpe en la nariz con el balón”.

8. “Mi madre me decía que si los dedos se me arrugaban al bañarme, eso quería decir que mi cuerpo se estaba disolviendo y que podía irme por el desagüe con el agua del baño”.

9. “Creía que los payasos eran una raza de personas. Obviamente, estaba equivocada”.

10. “Pensaba que la antena parabólica mantenía alejados a los extraterrestres”.

11. “Creía que había gente pequeñita en la radio, que vivía allí y tocaba música para mí”.

 “Siempre me sentía culpable al darle a repetir o al saltarme una canción”.

12. “Mi abuelo me decía que su dentadura postiza estaba hecha de dientes donados por personas que habían muerto”.

“Decía que, cuando alguien moría y tenía buenos dientes, los dentistas se los daban a alguien que no los tenía. Tenía veintitantos años cuando descubrí que no era cierto”.

13. “Me dijeron que si te escarbabas la nariz y te limpiabas en algo,  se convertía en un gusano”.

14. “Mi padre cumple años el 4 de julio y durante mucho tiempo creí que los fuegos artificiales de nuestra ciudad eran por él”.

15. “Pensaba que la dirección Norte indicaba ‘hacia arriba’. Como si fuera hacia el cielo”.

“Lo creí de verdad hasta segundo año de la escuela secundaria”.

¿Ustedes qué farsa se creyeron de niños?

¿Este post de Buzzfeed, los puso a colgarjeta?
Pongan sus valiosas manos rockeras en la parte superior de la nota.
Además comenten y compartan este contenido en sus redes sociales y, ¡háganos ricos y famosos!
Gracias…

 

 

Más para ver