Lo despiden por eructos y flatulencias

0
323

Un telegrama con referencias a las «perturbaciones sonoras» puso fin a la relación contractual de un empleado, luego de las reiteradas quejas de los colegas que debían compartir ambiente con él

Este caso testigo se produjo en Francia y una Corte de Apelaciones de Versalles en su resolución n° 10/04404 del 22 de marzo de 2012 consideró que «las faltas deliberadas y reiteradas a las reglas del savoir-vivre (saber vivir) de este asalariado, generadoras de tensiones en sus relaciones con sus colegas de trabajo, constituyen una causa real y seria de despido«

Facebook Comments