¡Qué tal esto!

¡Se lesionan el cerebro! Y adquieren sorprendentes habilidades

437


¿Alguna vez han visto una película de Bruce Willis titulada “Mercury Rising”? ¿No? Pues es precisamente de lo que trata este post, no de la película exactamente, si no de la enfermedad que padece uno de los personajes de esta. En ella un niño autista consigue descifrar un código secreto que encubre a todas las sociedades de espionaje de los EEUU y un agente del FBI le debe proteger a toda costa contra los que intentan asesinarlo.

El argumento es simple, pero el síndrome que padece el niño no lo es tanto. Se trata del Síndrome de Savant, es una enfermedad generalmente padecida por los autistas o los asperger caracterizados normalmente por ser personas con problemas en el ámbito intelectual y social pero que, en algunas ocasiones, desarrollan cualidades bastante interesantes.

Lo que ocurre con estas personas es que son capaces de por ejemplo memorizar en segundos, descifrar complejos códigos, multiplicar grandes cifras sin problemas, una capacidad innata para el dibujo… es decir, compensan sus disfuncionalidades mentales desarrollando determinadas áreas del cerebro que las personas que no padecen la enfermedad tienen muy poco desarrolladas.

Para ejemplificar esto un poco, voy a hablaros de algunos casos.

Más para ver