Un perro armado y peligroso

0
430

Igor Solomin, un ciudadano ruso de 44 años, ha sido condenado a un año y tres meses de libertad condicional después de que su perro matara de un disparo a una persona, según informó la agencia Interfax.

El ahora condenado se declaró responsable de la muerte de un amigo. Los hechos acaecieron el 30 de octubre de 2010, cuando Solomin viajaba de pasajero con su perro en el Nissan Pathfinder de un amigo. Con él llevaba su escopeta calibre 12 en una funda, pero con munición real en la recámara, de forma que estaba totalmente lista para ser disparada.

El perro propiedad de Solomin, al que se describe en la sentencia como “de carácter nervioso”, movió con la pata el gatillo de una escopeta cargada propiedad Solomin, que estaba puesta sobre el asiento trasero del vehículo, según dio por confirmado el tribunal.

Lamentablemente, el disparo fortuito le dio en la cabeza al conductor del vehículo, matándole en el acto. Solomin declaró ante un juez de la provincia rusa de Saratov, a 720 kilómetros de Moscú, que se consideraba culpable de homicidio involuntario.

Facebook Comments