¡Qué tal esto!

Dios se hace presente en un partido de tenis

401


Fue un partido más de Copa Davis, un encuentro de dobles en la edición de 1991 del que pocos recuerdan el resultado, pero que pasó a la historia. El motivo fue una intervención ¿divina?.

Robert Seguso fue un buen doblista norteamericano. Formó pareja con Ken Flach y juntos defendieron a Estados Unidos en varias ediciones de la Copa Davis en las décadas de los ochenta y noventa. En 1991 protagonizó uno de los momentos más recordados de esta competición, y del tenis, pero no fue por levantar el título o por un golpe espectacular. Fue por algo muy poco terrenal. 

Tras fallar un golpe de derecha fácil y estrellar la pelota en la red, Seguso se lamentó gritando con fuerza “¡God!” (‘Dios’ en castellano). En el preciso momento en el terminó de pronunciar esa palabra, un trueno retumbó en el cielo, en lo que parecía un respuesta divina a su queja.

Más para ver