¡Qué tal esto!

Las lesiones del fútbol más raras y difíciles de creer

767

Lainformación.com  publicó una lista de curiosas y extrañas lesiones de futbolistas difíciles de creer.

El jugador del Valencia Ever Banega estará medio año de baja por un accidente con el coche… ¡al repostar! Según su versión, olvidó poner el freno de mano e intento parar su vehículo con el pie, lo que le provocó sendas fracturas de la tibia y el peroné.

David Batty, centrocampista inglés de la Premier (en la imagen, cayendo al suelo) fue noticia cuando durante su segunda etapa en el Leeds United se perdió parte de la temporada y se quedó sin opciones de ir a la Eurocopa 2000 porque su hijo pequeño se estrelló en su triciclo contra él y le rompió el tendón de Aquiles.

El portero Santi Cañizares se perdió el Mundial de Corea y Japón porque se le cayó un frasco de colonia. Para evitar que se rompiera, puso el pie con la mala fortuna de que le hizo un pequeño corte de un centímetro que le seccionó un tendón. Otras versiones han circulado sobre el incidente por lo inverosímil del mismo.

El jugador del Milan Alessandro Nesta fue baja durante más de un mes por una lesión de muñeca que las malas lenguas decían que se produjo por su afición a jugar horas y horas a la consola. Tuvo que pasar finalmente por el quirófano.

La lesión del portero del Everton, Richard Wright, fue de corta duración, apenas un partido, pero provocó muchos chistes. En el calentamiento antes de un partido contra el Chelsea, se fue al suelo tras tropezar con un cartel que ponía “prohibido pisar el césped”. 

Rio Ferdinand sufrió una lesión en un ligamento de su rodilla que fue la comidilla de los tabloides. Estuvo mucho tiempo viendo la tele o jugando a la consola con una pierna estirada sobre una mesita. Cuando sonó el teléfono y fue a cogerlo, sufrió un estiramiento en la rodilla brutal que lo llevó a la lista de bajas de su equipo, que entonces era el Leeds United.

David James se ha ganado el apodo de ‘Calamity’ por sus cantadas, pero también le vale para las extrañas lesiones que ha sufrido. En una ocasión, fue baja por una lesión en la espalda que se produjo al coger el mando de la televisión. También estuvo lesionado por lastimarse el hombro al pescar una carpa muy grande. 

El portero italiano Carlo Cudicini ha tenido varias lesiones, pero sin duda la más llamativa fue la de rodilla que sufrió mientras paseaba a su perro. El can salió disparado tras un gato y se llevó al guardameta, al que arrastró varios metros.

La de Paulo Diogo fue una lesión que nadie creería si no hubiera sido durante un partido. El jugador suizo del Servette se encaramó a una valla para celebrar un gol, pero el anillo de casado se le enganchó y al bajar perdió medio dedo. Encima, recibió una tarjeta amarilla por la celebración, prohibida por el reglamento.

Carles Busques (centro), padre del actual jugador del Barcelona Sergio Busquets, fue baja varios partidos porque, según él, cogió con las manos una plancha encendida que iba a caer encima de su hijo por accidente. Los rumores apuntaban a que sufrió las quemaduras en las manos en un accidente en moto, vehículo cuya conducción está prohibida por el reglamento interno del club.

¿Qué otras ¨extrañas¨ lesiones del fútbol recuerda?

Más para ver