¡Qué tal esto!

Tough Guy Challenge: la carrera de resistencia más extrema del mundo

278


Un doctor germano de 26 años se quedó con el título en uno de los desafíos más apasionantes y temibles del deporte extremo en todo el mundo. La Tough GuyRace se corre en los enlodados y escarpados terrenos de los Midlans ingleses, y supone un reto físico que va más allá de lo común y corriente.

La largada barranca abajo, llena de lodo, ofrece todas las chances para un resbalón interminable. Le siguen kilómetros de terrenos fangosos, plagados de obstáculos y matas que incomodan el desplazamiento a pie. Trampas construidas con alambres de púa, caños de desagüe que deben atravesar por su interior, ríos pestilentes que hay que sortear haciendo equilibrio sobre altas cuerdas para luego verse obligados a sumergirse debajo de las aguas oscuras…

Un dato más: para participar, los corredores deben firmar un documento legal que descargar de responsabilidades a la organización en caso de morir durante el evento.

“Fue muy duro hoy”, dice Hoehler, a quien la sangre no ha dejado de caerle sobre la nariz mientras levanta el trofeo y es entrevistado para la TV. “Quise ir a toda velocidad porque este año no estaba tan preparado como el año pasado, así que corrí, corrí, corrí y luego quise pasar correctamente los obstáculos de este año, entonces bajé de golpe en uan red, pero me golpeé la cabeza contra un tronco de madera. Quedé un poco confundido después de eso”.

La carrera fue creada hace 25 años por un ex militar -no sorprende- británico llamadoBilly Wilson, pero se convirtió pronto en un atractivo internacional. Y el mismo Wilson disfruta cuando las condiciones son las peores.

“Creo que tenemos el clima perfecto para la Tough Guy”, dice mientras los corredores se preparan en el lodo. “Es brillante y bonito. Hace frío y el agua tiene una pequeña capa de hielo encima, un trabajo perfecto“.

Con el correr de la competencia, empieza a resultar difícil distinguir a un participante de otro. Desde la villa de Old Perton, corren 12.9 kilómetros de cross country antes de enfrentar la famosa etapa de trampas terroríficas. Quienes logran evitar tratamientos de emergencia por hipotermia, suturas, fracturas y lesiones varias, llegan exhaustos y con ello colaboran con la recaudación de dinero para fines benéficos. Y se dan una buena ducha.

Más para ver