Arte y cultura

Twitter da por auténtica la cuenta @MarilynMonroe

322

Que se sepa, la última vez que Marilyn Monroe interactuó con otra persona corría el verano de 1962 y el icono del siglo XX en ciernes andaba rodando Something’s gotta give con George Cukor. Luego vendría el suicidio, el mito y el monopolio del concepto glamour en las mentes del mundo entero. Y ahí, entre casas de subastas y coleccionistas y la encandilada memoria colectiva, quedó la cosa.

Hasta que llegó Twitter.

Esta semana, la red social ha otorgado a @Marilyn Monroe, una cuenta creada el 11 de marzo del año pasado, el distintivo más sagrado en su haber: el tic azulado de una cuenta validada, el que asegura que, a ojos de Twitter, la persona que está detrás de los tuits es quien dice ser y no un imitador. Ese tic indica que la cuenta es Marilyn Monroe. Vivita y tuiteando a estas alturas de 2012.

En realidad, ese misterioso distintivo es fruto de un carácter comercial que no siempre se le atribuye a Twitter pero que está ahí. Quien escribe en nombre de Marilyn es Authentic Brands Group, una agencia de márketing especializada en propiedad intelectual que hace año y medio se hizo con los derechos de todo lo relacionado con la actriz por unos 20 o 30 millones de dólares. Lo mismo que hacen los herederos de Bob MarleyElvis Presley yMichael Jackson cuando tuitean en sus sacrosantos nombres.

Hay que hacer un par de consideraciones para terminar de entender todas las aristas del caso. La primera de todas, la ola de popularidad póstuma que está disfrutando Marilyn últimamente, 50 años después de su muerte. Es achacable a la confluencia del comentadísimo biopic My week with Marilyn, la campaña para la que Dior la resucitó digitalmente en septiembre de 2011, y el hecho de que el piloto de la serie Smash, cuyo estreno este lunes congregó a 11,5 millones de espectadores en EEUU, gire alrededor de un musical sobre ella. Estamos hablando, pues, de una marca comercial de alto nivel.

 

 

Más para ver